Ir al contenido principal

Schiavi ayudó a Pedraza en el juicio por Ferreyra


Dijo que el líder de la Unión Ferroviaria quería regularizar a los tercerizados y que estaba "dolido"

Por Hernán Cappiello  | LA NACION

El ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi le dio ayer una mano al líder de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, en el juicio que se le sigue por el asesinato de Mariano Ferreyra. Declaró bajo juramento que el gremio estaba preocupado por regularizar la situación de los tercerizados. Además, reconoció que el crimen precipitó la decisión del Gobierno de incorporar como empleados ferroviarios a 3000 trabajadores que se desempañaban en empresas tercerizadas y que cobraban un salario menor por hacer las mismas tareas.


El testimonio de Schiavi contradice la acusación que sostiene que Pedraza planificó el asesinato para aleccionar a los tercerizados y que no siguieran con sus reclamos, pues él mismo controlaba a las empresas en su doble rol de sindicalista y empresario. Y, además, la fiscalía sostiene que Pedraza se oponía a la incorporación a la planta permanente de los tercerizados -en su mayoría de organizaciones de izquierda-, pues amenazaban su hegemonía política de más dos décadas en el gremio.

Schiavi soportó el fuego cruzado de las preguntas de la fiscalía y las querellas del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y del Partido Obrero (PO), y fue ayudado en ocasiones por la defensa de Pedraza y de su segundo, Juan Carlos Fernández, alias "el Gallego", que se oponía a algunas preguntas de la acusación. Incluso Schiavi salió a defenderse por sí mismo, al recordarles a los jueces que estaba declarando como testigo y advirtiendo que no iba a responder sobre subsidios e inversiones, porque corría el riesgo de autoincriminarse, dado que está procesado en la causa de la tragedia de Once.

El momento de mayor tensión se vivió cuando Alejandro Freeland, abogado de Fernández, le preguntó si había escuchado alguna vez que la UF se opusiera a la incorporación de los tercerizados. Schiavi contestó que "para la Unión Ferroviaria los tercerizados eran un tema de preocupación a resolver" y explicó que a él mismo le daba vergüenza que un trabajador cobrara 4000 pesos por hacer la misma tarea por la que a otro de una tercerizada le pagaban 2500.

"¡Más allá de testigo, soy peronista y no creo en esas diferencias!", exclamó el ex funcionario, que trabajó para el macrismo.

"¡Andá, payaso!", le recriminó indignado desde el público, del otro lado de un blíndex, uno de los ferroviarios que siguen el proceso, que salió de la sala dando un portazo.

Schiavi dijo que la UF les había planteado ordenar el problema de las diferencias salariales de los tercerizados incorporándolos a la empresa o aumentando sus salarios. Y tras explicar que era un trámite complicado reconoció que se terminó de solucionar en 2011, un año después del crimen, con la incorporación de 3000 trabajadores. "Seguramente este caso debe haber sido leído por el Gobierno", dijo Schiavi.

Sostuvo que conocía a la cooperativa Unión del Mercosur y a quien estaba a cargo, Graciela Coria, cuñada de Pedraza, pero dijo que desconocía entonces quiénes eran sus dueños. La fiscalía sostiene que la controla Pedraza.

El 20 de octubre de 2010, cuando Ferreyra y otros ferroviarios tercerizados y militantes del PO se reunieron para un corte de vías en Avellaneda para reclamar su incorporación a la empresa, fueron atacados por una patota de ferroviarios, donde había delegados de la UF y patovicas. El joven murió de un tiro y otros tres militantes fueron heridos. El día anterior, recordó Schiavi, Pedraza le había avisado que iba a haber un corte de vías. El ex funcionario avisó a sus subalternos para que alertaran a la Policía Federal.

El día del corte, Schiavi compartió con Pedraza el escenario en la inauguración de un congreso ferroviario y de allí se fue a una recepción del Banco Mundial, en el Museo Roca, donde se enteró por sus colaboradores de prensa de la muerte de Ferreyra.

Cuando le preguntaron si después de hablar con Pedraza ese día en el palco había vuelto a conversar con él, tras la muerte de Ferreyra, sobre los tercerizados, Schiavi respondió: "Sí, él me decía que estaba muy dolido por lo que había ocurrido".

La respuesta del ex funcionario mereció un abucheo indignado del público -entre los que había ex tercerizados y un ferroviario de uniforme y gorrita verde-, que fue reprendido por los hombres de Prefectura que, con mano dura y voz de mando, controlan el orden en la sala.

UNA DEFINICIÓN BAJO JURAMENTO

El ex funcionario le dio una mano a Pedraza

"Para la Unión Ferroviaria los tercerizados eran un tema de preocupación"
"Más allá de testigo, soy peronista y no creo en esas diferencias entre trabajadores de planta y tercerizados"
Juan Pablo Schiavi
Ex secretario de transporte.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1529381-schiavi-ayudo-a-pedraza-en-el-juicio-por-ferreyra

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Problemas con las cuerdas vocales producto del trabajo?

Esa idea clásica de que los trabajadores ponen su cuerpo para conseguir un salario y para llevarle ganancia a otra persona se reedita en la actualidad en los millones de trabajos que requieren hacer un esfuerzo con la voz, que puede devenir en una afección crónica en las cuerdas vocales. Esta entrada trata sobre el caso judicial del reclamo de una trabajadora. Está orientado a trabajadores/as, si sos medico o abogado escribí al correo electrónico (acaivano@cpacf.org.ar) para obtener mayor información.


Por Alejo Caivano Abogado.


Situación de la reclamante Se presenta M.D.C. (docente mendocina) y con su abogado inician demanda contra Provincia ART S.A. por la suma de $ 8.223,53 en el marco de la reclamación sistémica (Ley 24.557) y la Dirección General de Escuelas por la suma de $ 50.156 en concepto de reparación integral. M.D.C relata que padece una enfermedad profesional (afectación de las cuerdas vocales) como consecuencia de su trabajo como docente de grado en la escuela 1667 de Gua…

INTI: El conflicto, los despidos masivos. La respuesta estatal

Conquistas y la continuidad de la lucha por la reincorporación El 26 de enero pasado, la dirección del INTI comunicaba a lxs trabajadorxs cientos de despidos, los que fueron notificados uno a uno en los días subsiguientes.
Desde el mismo día, lxs trabajadorxs del Instituto resolvieron en asamblea medidas de lucha que incluían la permanencia pacífica en su lugar trabajo. Sin respuestas en más de 44 día de paro, y con la omisión dolosa del Ministerio de Trabajo que se desentiende del conflicto colectivo, y los 258 despidos realizados en el INTI producto de una decisión que implica el ajuste en varias áreas del Estado a partir de la política que encabeza el Ministerio de Modernización, días atrás se iniciaron las primeras acciones judiciales.

Dichas acciones fueron dirigidas a reclamar a la justicia en primer lugar la reincoporación de lxs representantes sindicales despedidxs. Porque el despido masivo en el INTI, implicó el despido de los delegadxs. La base de ajuste se sustenta en pasa…

Sobre el Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo

En el día de ayer se presentó en el Congreso por séptima vez el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. El mismo contempla el derecho de toda mujer a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras 14 semanas del proceso gestacional. Establece que las obras sociales, medicinas prepagas, el sector público de salud incorporarán como prestación médica básica obligatoria la cobertura integral de la interrupción legal de embarazo. Asimismo, señala que se garantizará a la mujer la realización del mismo dentro del plazo de 5 días desde que asiste a algún centro de salud y expresa su consentimiento por escrito. No será necesaria ninguna autorización judicial previa.
Este proyecto de ley está basado en la realidad de muchas mujeres argentinas. Según datos del Ministerio de Salud de la Nación de 2015, en Argentina se realizan entre 370 y 522 mil interrupciones de embarazos por año, según cifras estimativas, ya que se trata de una práctica clandestina…